Érase un barrio de chabolas

Abril del 2010, llego a este lugar para otro reportaje pero mi objetivo derrapa, se rebela, me empaña el visor con una realidad que hubiera preferido no ver, no sentir, no saber al otro lado de la cámara sino lejos, muy lejos de este aparato que sostengo entre las manos y cuyo precio de mercado es muy superior a las "viviendas" hechas de miseria que tengo enfrente.

Fueron expulsados en enero del 2011. Se instalaron un poco más lejos -para mí, definitivamente ya, más cerca-, en condicions similares, es decir, sin condiciones.

Setecientas personas de diferentes comunidades romaníes (sobre) viven en Montpellier.

Para más información sobre el trabajo del colectivo benévolo ( colectivos clic aquí